Demasiado hijo de vecino interesado en Social Media

Hablemos de una práctica muy social (media): los mensajes automáticos que te dejan los usuarios cuando decides darles follow en Twitter. Está el que te lo agradece en castellano y en inglés, no es que el tipo presuponga que eres bilingüe, tampoco se está tirando el pisto dando a entender que él habla dos idiomas, es que no tiene ni idea de quién eres y mucho menos qué idioma hablas. Pero mira, ahí queda el detallito.

Está quien amablemente te da las gracias por unirte a su cuenta de seguidores y te recompensa con un link “donde puedes descargar dos capítulos inéditos del libro Las buenas prácticas del Community Manager, sólo para ti”. Vaya…gracias por hacernos sentir exclusivos. Como empresa, gestionamos nuestra comunidad online y la de varios clientes pero no sabemos na de na acerca de la existencia de herramientas que emiten mensajes automáticos cada vez que alguien comienza seguirte. Y, como lo ignoramos, hemos creído a pies juntillas que esos dos capítulos inéditos son sólo para nosotros. De nuevo, gracias.

Derechos de fotografía: Fotolia

Derechos de fotografía: Fotolia

Para que no digáis que no hacemos más que meter cizaña, también hemos puesto en marcha una labor de investigación para averiguar de dónde viene esta práctica y ¡eureka! La respuesta está en los manuales que circulan por la red y que ofrecen consejos para “conseguir más fans en Twitter” del tipo “ofrece a tu nuevo follower un contenido exclusivo” o “tus seguidores necesitan saber que estás al mando, que sigues ahí, háblales” seguido de otros como “sé amable, extrovertido, da tu opinión pero no te posiciones demasiado…” Si has torcido el gesto, apretado los labios y sentido una extraña sensación de vergüenza ajena, nos entiendes.

Nos encantan los guruses, son la morralla perfecta para nuestros post, los autores de este tipo de escritos al uso que atraen como moscas a todos esos que han oído que las redes sociales dan dinero, esos mismos que portan “mucha” experiencia basada en sus perfiles personales de Facebook y Twitter.

¿Qué ocurre? Ocurre que este tipo de situaciones vienen a validar una idea: las obviedades te hacen quedar en ridículo, por eso, NO TODO EL MUNDO VALE para este oficio. Hijo de vecino, canaliza tus ganas de emplearte en algo que no te convierta en un intruso. Eres fácilmente localizable, aunque pienses que te camuflas. Basta con entrar en tu cuenta y observar qué estás tuiteando. Ah, ¿que no tienes un solo contenido propio? Para nosotros es suficiente.
Ayer, leímos un tuit que nos viene al pelo para terminar de descargar el enfado “España país de camareros, peluqueras y expertos en Social Media” buenísimo ¿verdad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s