Y para ti, emprendedor, una alfombra de púas

Parece que está cerca. Siempre lo pareció, desde que el Gobierno lo anunciara allá en campaña (aña, aña, aña, eco) pero la señora Báñez compareció el pasado lunes en un gesto casi insólito, dado el reparo del Ejecutivo a exponerse ante público, para afirmar que SÍ, que quizá en un par de meses ya sea una realidad.

Pero ¿el qué, el qué, de qué estáis hablando? Pues de qué va a ser amigos, de la ¡Ley de Emprendedores! Esa norma que ahora ni siquiera garantiza tener rango de ley pero que, a estas alturas ¿qué importa eso? Sólo nos interesa la aplicación real que tendrá. Según la señora ministra, las perlas de la tan esperada medida son las siguientes:

  • Los jóvenes menores de 30 años y las jóvenas menores de 35 únicamente tendrán que pagar una cuota de 50 euros por darse de alta en el régimen de autónomos durante los primeros seis meses, importante (la cantidad para el resto de los mortales ronda los 300 euros)
  • Además, sólo pagarán el IVA de los servicios o productos a los que den salida.

faquir

Turno de preguntas. Miles de manos en alza. Señora ministra, ¿por qué sólo se dan “facilidades” a los menores de 30 y 35 años? ¿El señor de 40 que decide emprender es más pudiente que el joven de 30? Y eso ustedes lo saben porque son adivinos, suponemos. Aunque seguro que al respecto tiene mucho que decir la masa de emprendedores y potenciales emprendedores que supera esa franja de edad, que, créanos, es numerosa.

Así que 50 euritos. Piensa el Gobierno (ay pájaros, no se les escapa nada) que el jovenzuelo con una idea empresarial se dirá a sí mismo “ah mira, si emprender además de estar de moda, ya no es tan caro ¡Me lanzo a la piscina!” Y ese jovenzuelo y otros tantos como él pasan a DESengrosar las listas del paro. Ahí lo lleváis, un parche en toda regla. Pero cuidado, la piscina está tan sucia que no puedes ver que tiene apenas unos centímetros de profundidad y… ¡previsible porrazo!

Y señora ministra, ¿podría darnos un ejemplo de un proyecto empresarial que haya dado frutos antes de los primeros seis meses de vida? Uno en el que no hayan intervenido los papeles de Bácernas, si es tan amable. Difícil ¿eh? Muchos ni siquiera hayan echado a rodar, señora.

Pero, pero y señora Báñez, cuando usted dijo que, además de los incentivos fiscales, se iba a apoyar a las nuevas empresas que se formaran ¿a qué se refería? ¿A una palmadita en la espalda quizá?

Lanzamos estas preguntas al aire por si alguien tuviera a bien responderlas. Por supuesto, nos encantará que suméis vuestras cuestiones a la señora Báñez, seguro que nos dejamos miles de dudas en el tintero. Para terminar, parafrasearemos de nuevo a la ministra: “Con esta Ley ponemos una alfombra a los emprendedores” Lo que no aclaró es si la alfombra es de púas, sí sí, al más puro estilo faquir. Tan dados como son a pedir sacrificios al populacho, no nos sorprendería…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s